SUNDAY, DECEMBER 04, 2016
   
TEXT_SIZE
Login

Bookmark and Share

Ayuda via Chat en VIVO

ESTAMOS EN EL MUNDIAL

BLANCO

 

Estadio Azteca, sábado 10 de Octubre del 2009

  • Una fecha antes de concluir el Hexagonal, el Tri amarró su pase a la próxima Copa del Mundo
La misma combinación tuvo afortunadamente los mismos resultados. Javier Aguirre, Cuauhtémoc Blanco, Rafael Márquez y Juan Francisco Palencia, aquellos que llevaron a México al Mundial en 2001, hoy fueron piezas claves para que el Tri haya clasificado a la Copa Mundial Sudáfrica 2010.

Caminando, trotando o como se le quiera calificar, México clasificó al Mundial una fecha antes de que acabara la Eliminatoria, goleando 4-1 a la Selección de El salvador, aquella que con sus "once guerreros" buscaba un boleto para asistir por cuarta vez a una Copa del Mundo, pero que deberá esperar otros cuatro años para volver a buscarlo.

Para el Tri será su décimo cuarta oportunidad de estar entre las 32 mejores selecciones del Mundo y con ello, una vez más la ilusión de disputar ese quinto partido que fuera de casa nunca se ha alcanzado.

Para llegar a esta Copa del Mundo, en el actual proceso del Tri debieron pasar cuatro Directores Técnicos. Primero Hugo Sánchez, después Jesús Ramírez, más tarde Sven-Göran Eriksson y por último Javier Aguirre. Si bien todos aportaron algo al combinado, fue éste último técnico quien trabajó con una combinación de jugadores muy similar a la que ocupó en 2001 y que a final de cuentas tiene a México clasificado con 18 puntos.

Los goles que dieron la alegría más importante del año al Tri fueron marcados con una combinación interesante de juventud y experiencia. Dos de ellos fueron anotados por los veteranos Cuauhtémoc Blanco y Juan Francisco Palencia; el último lo hizo el joven Carlos Vela, quien tiene un largo futuro por escribir.

Todavía el próximo miércoles, México jugará su último compromiso de la Eliminatoria y del año ante Trinidad y Tobago, partido en el que mantendrá la posibilidad de terminar como primer lugar en el Hexagonal.

EL PARTIDO

Si eran africanas, definitivamente algo presagiaba el incidente. El México-El Salvador, partido en que el Tri clasificó al Mundial de Sudáfrica 2010 tuvo un arranque significativamente inesperado, tanto que las autoridades del estadio debieron improvisar la forma para solucionar el problema.

No se habían jugado ni dos minutos del encuentro cuando el arquero Miguel Ángel Montes se percató que un puñado de abejas había decidido sobrevolar su portería. Mientras explicó al silbante su incomodidad, éste acudió al área para cerciorarse y las autoridades del inmueble decidieron que echarían mano de un extinguidor para espantarlas, pasaron nueve minutos de inactividad en el campo.

Una vez reanudado el encuentro, el representativo mexicano demostró que pretendía conseguir su boleto en los próximo 90 minutos. Incluso desde antes, cuando el "Vasco" mandó a la cancha a un cuadro de lujo, con Rafa Márquez en la central y una delantera donde participaron los que supuestamente durante la semana fueron duda por lesión, Cuauhtémoc Blanco y Carlos Vela.

Comenzaron entonces las jugadas de peligro generadas por México, pero sin ser correctamente definidas. De hecho, las dos primeras fueron desaprovechadas por Vela, lo que le provocó que fuera llamado por Javier Aguirre para darle indicaciones de alternar la posición con Cuauhtémoc Blanco.

Al menos hasta entonces, el partido había sido con la única propuesta ofensiva del Tri y con errores asombrosos de El Salvador, como cuando Denis Ariel cobró erróneamente un saque de banda al 23' o el autogol un minuto después de Marvin René González.

Para que cayera el primer gol mexicano se dieron una serie de rebotes en el área salvadoreña en los que se involucró en todo momento Cuauhtémoco Blanco en busca del balón, a final de cuentas fue un rival quien lo metió.

Si bien por momentos el Tri mostró una sincronía envidiable, también dejó claro que se debe trabajar en la definición y que a Carlos Vela no le es suficiente entrenar con el Arsenal sino también jugar.

Cuando ya se jugaba el tiempo de compensación, México siguió evidenciando falta de definición. Incluso, una chilena de Vela estuvo a punto de entrar al marco, pero el portero Montes hizo un atajadón.

Aunque hasta entonces era un solo gol de diferencia, la nula propuesta de los visitantes hizo pensar que así concluiría el marcador.

Por tercera ocasión en el partido, al 59' Andrés Guardado tuvo una oportunidad dentro del área y también por tercera vez terminó haciendo una jugada individual que no terminó en gol.

El mesurado rostro del partido cambió drásticamente con el gol más hermoso del juego. Era el minuto 70' cuando Cuauhtémoc Blanco comenzó una jugada en la que se pudieron ver dos pases de taquito. Una vez que habían logrado ingresar al área, el Guille le dio el pase a Blanco para que este marcara el 2-0.

Siete minutos más tarde, el "Vasco" sacó a Cuau del terreno en medio de una ovación de más de cien mil personas. En su lugar ingresó justo alguien de la misma edad, Juan Francisco Palencia, quien a sus 36 años entró al terreno para siete minutos más tarde, ampliar el tanteador 3-0.

El de la honra para El Salvador fue un auténtico golazo, cuando Julio Martínez, a dos minutos del final escondió de tiro libre el balón en el ángulo superior derecho del arco mexicano, si hubieran permanecido las abejas en el marco, seguramente el potente disparo las habría ahuyentado.

Cuando todo eran festejos y cánticos de Cielito Lindo, llegó Carlos Vela para, tras una falla de Julio Martínez, vencer al portero Montes para el 4-1.

Cuando el árbitro Batres decretó el final del juego, hubo un discurso del técnico Javier Aguirre a la afición y festejos por toda la cancha... Pensándolo bien, las abejas sí debieron ser africanas.

ARBITRAJE

Bueno de Carlos Batres, silbante que por cierto dirigió el encuentro en que México consiguió clasificar al Mundial de Corea-Japón 2002, cuando Aguirre era el Director Técnico.

 

DEFAULT_SETTINGS

Inicio de Sesión