FRIDAY, DECEMBER 09, 2016
   
TEXT_SIZE
Login

Bookmark and Share

Ayuda via Chat en VIVO

VILLA Y CRUZ AZUL IMPARABLES

 

 

Estadio Hidalgo en Pachuca, miércoles 4 de Noviembre del 2009

  • Emanuel Villa llegó a 14 goles en el Máximo Circuito
  • Miguel Calero jugó con un pequeño desgarre en el muslo derecho
Un lugar virtual en la Liguilla es el que amarró Cruz Azul con el triunfo 1-3 ante los Tuzos del Pachuca en el Huracán.

Con tantos de Jaime Lozano, Javier Orozco y Emanuel Villa, los cementeros suman 27 puntos y por el momento amarran el liderato en el Grupo 3, a la espera de los resultados de Santos, Atlante y Tigres, estos últimos de sumar resultados negativos estarían instalando a Cruz Azul en la Fiesta Grande.

El próximo compromiso de los dirigidos por Enrique Meza será el sábado ante La Franja del Puebla en la fecha 26 del torneo regular.

Pachuca, que encontró el gol de la esperanza con Marco Iván Pérez, queda en el quinto lugar del Grupo 2 con 23 unidades, esperando un milagro grande pues América, Monterrey y Puebla, pintan para quitarle esta misma noche el segundo lugar del Grupo y con ello, se estarán despidiendo del futbol por lo que resta del 2009.

Los Tuzos visitan el fin de semana a los Diablos Rojos del Toluca.

EL PARTIDO

Un recibimiento emotivo fue el que recibió el técnico Enrique Meza en la que fue su casa hasta el pasado mes de mayo en el cual le regaló a la afición un Subcampeonato.

Para agradecer el gesto y las tribunas llenas, el "Ojitos" Meza no podía corresponder de otra forma que con un futbol intenso y contundente, con una noche inspirada de Jesús Corona y con el dinamismo de César Villaluz, Jaime Lozano y Emanuel Villa.

El primer golpe anímico fue del visitante, que hoy vistió de arena, playera que salió de los cajones cementeros y le trajo suerte al concretar la ansiada victoria en la Fecha Doble del Torneo Apertura 2009 ante los Tuzos de Guillermo Rivarola, técnico al que se le va acabando la inercia del trabajo que dejó el ex técnico hace unos meses.

La noche se le complicó a los Tuzos muy temprano, pues al minuto 5 ya tenían el 0-1, gracias a un contundente remate de cabeza de Jaime Lozano a pase de Alejandro Castro y a su portero tocado del muslo derecho.

Cruz Azul no los dejó respirar, contuvo el balón en el medio campo y tocó una y otra vez buscando a Orozco y "Tito" Villa, quien se llevó las palmas de su afición por la entrega y los remates a gol en la nariz del meta colombiano.

Antes de decir "Olé", los celestes ya se estaban cantando el 0-2 que festejó Javier Orozco de rodillas y con un beso apasionado al escudo cementero. El "Chuletita" mandó al fondo de la red un balón que filtró por el centro Lozano, no sin antes atorarse a la altura del machón penal con las piernas de Marco Iván Pérez y Calero, quien dejó pasar la redonda para que en cámara lenta rebarasa la línea de gol y así se decretara al 14' el 0-2 de La Máquina.

Mientras los cementeros hacían suyo el momento, los Tuzos intentaban despertar, recuperar una media cancha perdida y una defensa severamente golpeada. La esperanza del descuento llegó con un disparo de Manso al 21' que contuvo Corona con un lance para fotografía.

En el complemento y con la música de fondo cuya letra rezaba "Olé, Cruz Azul", los cementeros bajaron el ritmo y le prestaron el esférico a un local desesperado que ni con el "Pájaro" Benítez ni con el "Eterno" Caballero, evitaron que la afición local entonara la silbatina de desaprobación.

El alma salió del cuerpo de los hidalguenses al 54', cuando "Tito" Villa cobró un tiro de castigo que se filtró entre la barrera pachuquense, la redonda le cayó a Brown que evitó empacharse de gol y le perfiló al argentino que ya tenía la zurda lista para meter un riflazo cruzado para el 0-3.

Los Tuzos encontraron su mejor momento al minuto 80', cuando aplicaron la dormilona en en tiro de esquina por izquierda que cobró Giménez, el esférico llegó a la cabeza de Marco Iván Pérez, quien firmó el 1-3 de la esperanza, sin embargo, dos goles resultaron imposibles de remontar para los pupilos de Rivarola.

EL ARBITRAJE

La designación de Marco Antonio Rodríguez resultó acertada. El duelo entre Tuzos y cementeros resultó intenso y de mucho ir y venir, oportunidad que aprovechó el árbitro para demostrar su buen estado físico.

Contuvo un par de tarjetas amarillas sobre "Chaco" Giménez en una falta sobre Orozco que pudo significar la expulsión del argentino, mismo caso con Gerardo Torrado que cometió una falta aparatosa sobre Manso.

 

DEFAULT_SETTINGS

Inicio de Sesión