FRIDAY, DECEMBER 09, 2016
   
TEXT_SIZE
Login

Bookmark and Share

Ayuda via Chat en VIVO

Estudiantes fuera de la libertadores

 

Estadio Tres de Marzo ante 3 mil personas, miércoles 3 de Febrero del 2010

  • El “Ciclón del Norte” terminó con 10 hombres
  • Los zapopanos fallaron innumerables ocasiones de gol

Este miércoles el agua cayó con dolo sobre el césped del Estadio Tres de Marzo. El ambiente presagiaba la despedida.

Estudiantes quedó eliminado de la Copa Santander Libertadores, dominaron el partido, pero esto no sirvió para nada. Tuvieron en su reducto al cuadro de Chiclayo, pero frente al arco de Morales no tuvieron nada de puntería y al final perdieron 1-2, para un escandaloso 4-1 global a favor del “Ciclón del Norte”.

Fue una noche sin ideas, debido al mal tiempo, al grado de que la única ocasión en que el ambiente se prendió fue muy tarde cuando expulsaron a Willy Rivas.

Con este resultado el Juan Aurich estará dentro del Grupo III, junto con el Alianza Lima de Perú, el Bolívar de Bolivia y el actual Campéon del certamen Estudiantes de La Plata, de Argentina y debutará en condición de visitante contra los “Pincharratas”, el próximo 11 de febrero.

EL PARTIDO

Los primeros instantes del encuentro fueron de los Estudiantes, pero este día tuvieron un rival más, el tiempo.

La cancha estaba inundada, no apta para la práctica del futbol y menos el que le gusta a Miguel Herrera. Parecía difícil que el cuadro zapopano pudiera con estas inclemencias del tiempo, pero la ilusión los llevó a presionar desde los primeros segundos del partido, al grado que al segundo 17 el “Bora” Alcántar tiró a la puerta de Diego Moráles, pero sin fortuna.

Estudiantes iba al frente, pero no había forma de acercarse al área enemiga, y los peruanos cortaban el juego con suma facilidad.

El partido era raro, Estudiantes tenía el balón, pero la visita ya había disparado en dos ocasiones por medio de Pedro Ascoy y el colombiano Siciliano. Al ver que tenía que hacer dos goles, Miguel Herrera mandó un cambio ultraofensivo. Sacó a Marcelo Alatorre y metió al campo a Samuel Ochoa.

La historia no cambió, porque no dejó de llover en Zapopan.

El primer tiempo pasaba y Estudiantes mandó ocho balones por juego aéreo al área de Moráles, pero sin dirección.

Aurich se notaba cómodo con la diferencia, pero al minuto 43 los peruanos dieron una dolorosa lección cuando en medio de la lluvia, Manco tomó el balón y con habilidad se sacó de encima al “Cheto” Leaño y a Alcántar, se acomodó y mandó un centro a Luis Tejada, quien de cabeza, como hace una semana, anotó el gol de la muerte.

Estudiantes reaccionó y se fue al frente, Ochoa le dejó el esférico a Bareiro, pero Fredy no definió el mano a mano y al descanso se fueron en desventaja.

Con la necesidad imperante de hacer cuatro goles, el “Piojo” Herrera mandó  una alineación suicida. Puso en el terreno de juego a Mauro Cejas y Roberto Gutiérrez y sacó a la gente que iba por las bandas.

Al 54 la perseverancia de Estudiantes los impulsó a ir por el tanto de la honra. Rodrigo Ruiz tuvo el balón dentro del área e intentó sorprender al arquero rival, pero no tuvo fortuna.

La cancha se inclinó toda contra el arco de Diego Moráles, pero Samy Ochoa y Fredy Bareiro fallaron sus oportunidades, la más increíble fue un mano a mano al 60 que desperdició Ochoa.

Estudiantes en tres tiempos fue incapaz de hacer un gol y demostraron grandes carencias ofensivas. Pero cuando los zapopanos encontraron el arco, la suerte les falló porque el 69 Diego Jiménez remató, pero Ascoy sacó el balón de la línea.

Pero la suerte estaba echada y después de que los locales pusieran el balón en el larguero, a la siguiente jugada al 73 los peruanos metieron el cuarto del global, por conducto de Ricardo Ciciliano, quien venció al portero Mario Rodríguez.

En el 75 Fredy Bareiro hizo el gol de la honra, pero no fue suficiente, también Samuel Ochoa volvió a fallar frente al arco, y Roberto Gutiérrez al 88 también dejó ir otra muy clara; pero la historia estaba escrita y se acabó pronto el sueño Libertador de Estudiantes.

EL ARBITRAJE

El trabajo del venezolano Juan Ernesto Soto tuvo una noche aceptable, por las condiciones de la cancha las faltas fueron constantes, pero su trabajo no influyó en la eliminación del conjunto mexicano.

DEFAULT_SETTINGS

Inicio de Sesión