FRIDAY, DECEMBER 09, 2016
   
TEXT_SIZE
Login

Bookmark and Share

Ayuda via Chat en VIVO

Guerra interna en Cruz Azul, previa a la Asamblea

 

Ciudad de México, miércoles 21 de Julio del 2010

  • Alfredo Álvarez Cuevas apunta que su hermano Guillermo tuvo conocimiento e incluso, sugiere, participó de los supuestos actos ilícitos cometidos por Víctor Garcés en la Cooperativa
  • También denuncia que el Director General se tardó mes y medio en notificarle a Garcés su inhabilitación como Director Jurídico
  • Además, señala al abogado David Cohen como artífice de un fraude por más de 74 millones de pesos

A diez días de que se lleve a cabo la Asamblea General de la Cooperativa, se ha desatado una guerra al interior de Cruz Azul por tres presuntos actos ilícitos, dos de ellos en materia financiera.

Se trata de un fraude en la adquisición de los terrenos donde se encuentran actualmente las oficinas corporativas de la cementera en la Colonia Pedregal de Carranza y donde se involucra a Víctor Garcés; de un desfalco contra la empresa por poco más de 74 millones de pesos a cargo del abogado David Cohen y por último, del mes y medio que tardó el Director General Guillermo Álvarez en notificarle a Garcés su inhabilitación como Director Jurídico.

En una carta escrita por Alfredo Álvarez Cuevas, dirigida a la Comisión de Conciliación y Arbitraje de la Cooperativa Cruz Azul con fecha 9 de julio del 2010 –a la cual Medio Tiempo tuvo acceso y posee una copia para su consulta- el Director General Adjunto señala a su hermano Guillermo de haber tenido conocimiento de las presuntas acciones ilícitas de Garcés e incluso, de haberlas solapado a pesar de tratarse de hechos que atentaron contra la Cooperativa y por las que Garcés fue inhabilitado de sus funciones.

El texto fue redactado por Alfredo para contestar una serie de acusaciones que Garcés expuso en su contra también ante la Comisión de Conciliación y Arbitraje por supuestos actos ilícitos en Concretos Cruz Azul.

En la misiva, Alfredo Álvarez expone que el abogado David Cohen cometió un desfalco contra la empresa por poco más de 74 millones de pesos y del cual Víctor Garcés le otorgó el perdón sin ningún reparo, hecho avalado por Guillermo Álvarez Cuevas, quien además fue notificado por el propio Garcés sobre el movimiento que hizo "para evitar que se registraran pérdidas".

David Cohen es el abogado que actualmente lleva la demanda por daño moral que el ex jugador Salvador Carmona interpuso contra la Federación Mexicana de Futbol tras haber sido suspendido de por vida del futbol profesional. También fungió como cobrador de facturas de Concretos Cruz Azul bajo las órdenes de Víctor Garcés para dejar sus funciones en el año 2008 cuando se le acusó por el fraude en un manejo irregular derivado de unas ventas reportadas como "incobrables" en el 2006.

Incluso, en un video que se encuentra en YouTube desde el 5 de diciembre de 2008, Cohen critica la labor de Víctor Garcés al frente de la Dirección Jurídica de la Cooperativa. Actualmente, David Cohen es el representante legal del propio Garcés en su demanda para ser reinstalado en su cargo.

Alfredo Álvarez también hace referencia a la fecha en que Guillermo Álvarez Cuevas notificó de su inhabilitación a Garcés, pues lo hizo hasta el 28 de mayo del 2010 cuando la resolución se le entregó al Director General el 9 de abril del mismo año.

Cabe recordar que en la Asamblea General Extraordinaria de la Cooperativa que se celebró el 20 de marzo del 2010, se acordó que Garcés quedara inhabilitado de sus funciones como Director Jurídico con 457 votos a favor, 507 abstenciones y ninguno en contra.

En otro caso, el Director General Adjunto expone que ante la inquietud por saber si la institución cementera es propietaria o no de los inmuebles donde se ubican las oficinas corporativas en Anillo Periférico Sur, en la Colonia Pedregal de Carranza de la Ciudad de México, se interpuso una denuncia penal, donde supone otro fraude de Garcés en la venta de dicho espacio a través de la participación de una empresa denominada Andrómeda Consultores Inmobiliarios, de la cual es socio.

En ese sentido, Alfredo revela que a pesar de que ya estaba inhabilitado de su cargo como Director Jurídico, Garcés acudió ante las autoridades correspondientes el 4 de junio del 2010, ostentándose como representante legal de la empresa para desistirse de la demanda en la que podría salir perjudicado como responsable de un acto ilícito, y el mismo día Guillermo Álvarez Cuevas repitió la acción de desistimiento para tratar de frenar la investigación, pero ninguno cumplió su objetivo ya que fueron informados de que el hecho se sigue de oficio.

A continuación Medio Tiempo presenta una parte medular de la carta escrita por Alfredo Álvarez Cuevas y pone a disposición el texto íntegro para su consulta.

"Como ya lo dije el Sr. Lic. Víctor M. Garcés Rojo compareció dentro de la Averiguación Previa también indicada anteriormente en nombre de Concretos Cruz Azul S.A. de C.V. a otorgar perdón al denunciado Lic. David Cohen Sacal, ratificando la denuncia formulada en su oportunidad por el Lic. Mariano Albor Salcedo y la realizada por el C.P. Alejandro Javier Becerril Palma, perdón otorgado muy seguramente con el conocimiento y autorización del Director General de Concretos Cruz Azul S.A. de C.V., tal acto lo llevó a cabo, ostentándose como Director Jurídico de Concretos Cruz Azul S.A. de C.V., acto que entraña un posible perjuicio no sólo a la Sociedad Anónima sino también a la Cooperativa La Cruz Azul S.C.L., que es la accionista mayoritaria de la Sociedad Anónima. En esta circunstancia no debemos perder de vista que ello, es decir tal circunstancia de las consecuencias de su acto, no pueden ser ignoradas por un Profesional del Derecho, como lo es el Lic. Víctor M. Garcés Rojo, así mismo no puede ignorar las obligaciones que tiene como socio de la Cooperativa La Cruz Azul S.C.L.

"No obstante lo anterior es de destacar que pretendiendo ignorar a la autoridad suprema de la Cooperativa La Cruz Azul S.C.L. y a sabiendas de que las resoluciones de su órgano máximo como lo es la Asamblea General, deben ser acatadas por todos los socios presentes y ausentes, tomando en cuenta como se ha precisado anteriormente que el propio Lic. Víctor M. Garcés Rojo reconoce en manifestaciones ante autoridad competente que la Resolución por la cual se le inhabilitó por la Asamblea General de Socios de la mencionada Cooperativa, celebrada el 20 de marzo del 2010 fue de su conocimiento el 22 del mismo mes y año, y respecto de tal resolución el Sr. Lic. Victor M. Garcés Rojo pretende su anulación mediante demanda formulada en un Juicio Ordinario Civil Federal Número 325/2010-V y radicado ante el Juzgado Décimo de Distrito en Materia Civil en el Distrito Federal, demanda en la cual se observa que consta en papel membretado del Despacho Cohen Espinoza Zebadúa Abogados y donde autoriza entre otros, al Lic. David Cohen Sacal, en términos del párrafo cuarto del artículo 112 del Código de Procedimientos Civiles y en virtud de lo anterior es de entender la participación intelectual de este profesional en la redacción de tal demanda donde incluso afirma que la Resolución que reclama de la Cooperativa La Cruz Azul S.C.L. es un obrar ilícito, tal afirmación es temeraria porque el significado de la ilicitud contiene un señalamiento de punibilidad pues no es lo mismo ilícito que ilegal, lo anterior es un obrar desleal como Director Jurídico de la Cooperativa que demanda; pretende también que se determine por ilícita la Resolución adoptada por la Asamblea General Extraordinaria de Socios de 20 de marzo del 2010, reclama asimismo a los Consejos de Administración y al Consejo de Vigilancia un actuar ilícito al ejecutar tal determinación de la Asamblea General, lo anterior es un obrar sin decoro en contra de dichos órganos; también reclama una indemnización entre otras prestaciones, por Daño Moral en contra de la Cooperativa S.C.L., conductas con las cuales pretende evadir sus responsabilidades. Al autorizar en la demanda aludida al Lic. David Cohen Sacal, quien fue en su oportunidad denunciado ante el Ministerio Público como probable responsable de fraude por más de setenta y cuatro millones de pesos, la participación de dicho denunciado ahora apareciendo como patrocinador autorizado en la demanda ordinaria civil, ya mencionada en contra de la Cooperativa La Cruz Azul S.C.L., pone en evidencia el pleno entendimiento en el negocio en el que participaron el propio Víctor Manuel Garcés Rojo y el Lic. David Cohen Sacal puesto que como ya se dijo en una comunicación de 8 de diciembre del 2009, por escrito dirigido por el Sr. Víctor Manuel Garcés Rojo al Lic. Guillermo Álvarez Cuevas Director General de la Cooperativa S.C.L. le afirmó: ‘Es necesario informar a usted como es de su pleno conocimiento, que la Dirección Jurídica con apoyo del asesor legal externo, decidimos ante los escasos resultados económicos del ejercicio de 2005, llevar a la cuenta de incobrables una cantidad importante y evitar que se reflejarán perdidas en dicho ejercicio…’; en tal virtud se evidencia el ánimo de perjudicar a la Cooperativa La Cruz Azul S.C.L. ya que sin decoro alguno el Sr. Victor M. Garcés Rojo por un parte ocurre ante el Ministerio Público a otorgar perdón al Lic. David Cohen Sacal y en otra oportunidad ahora ante un Juzgado de Distrito Civil le otorga facultades legales para que lo patrocine autorizándole para interponer los recursos que procedan, ofrecer e intervenir en su desahogo etc. (es de indicar que el Código al que pertenece el artículo 112 que invoca el Lic. Víctor M. Garcés Rojo y que seguramente la lectura de la demanda por lo menos la hizo también el Lic. David Cohen Sacal, pertenece al Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal, no rige la materia ni la vía en que promueve), lo anterior constituye un actuar contrario a la encomienda de defender los intereses de la Cooperativa La Cruz Azul S.C.L. y al formular una denuncia en mi contra ante esa Comisión de Conciliación y Arbitraje el propósito no puede ser otro más que un actuar que tiende a perjudicarme en mi buen nombre y para que no continúen las investigaciones por el Ministerio Público, lo cual constituye una deslealtad, puesto que el Lic. Víctor M. Garcés Rojo se ostenta en todos los actos relatados como Director Jurídico de la Cooperativa La Cruz Azul S.C.L. y de Concretos Cruz Azul S.A. de C.V. y siendo socio de aquella también su deber es una obligación obrar con lealtad a todos los intereses como de la Cooperativa como Cooperativista y de abstenerse de actos en contra de socios de la Cooperativa que tienden a malinformar y a confundir, sin otro ánimo que el de intereses personales que no deben prevalecer respecto de los intereses Cooperativistas".

De lo expuesto se desprende:

a) Que los señores Guillermo Álvarez Cuevas y Víctor M. Garcés Rojo no pueden ignorar que la Asamblea General es el órgano supremo de la Cooperativa.

b) Que la inhabilitación de funciones del Sr. Víctor Manuel Garcés Rojo, como Director Jurídico, derivó de la discusión del punto 7 de la orden del día, de la Asamblea de veinte de marzo del 2010.

c) Que los Consejos de Administración y Vigilancia de la Cooperativa, conminaron al Director General a dar cumplimiento a la resolución de inhabilitación del Sr. Víctor M. Garcés Rojo de la Asamblea General de veinte de marzo del 2010 por escrito y desde el 31 de marzo del 2010.

d) Que el 9 de abril del 2010 el Lic. Álvarez Cuevas dictó la misiva al Lic. Víctor M. Garcés Rojo por la cual le comunicaba de su inhabilitación.

e) Que el Sr. Víctor Manuel Garcés Rojo, afirma haber recibido la comunicación anterior hasta el 28 de mayo del 2010.

f) Que los señores Víctor M. Garcés Rojo y Guillermo Álvarez Cuevas sabían de las denuncias de que hago mérito.

g) Que al realizar el "desistimiento" ratificándolo el 4 de junio del 2010 ante la Autoridad Ministerial, los señores Víctor Manuel Garcés Rojo y Guillermo Álvarez Cuevas sabían que el primero de los mencionados estaba inhabilitado en sus funciones de Director Jurídico.

h) Que los señores Víctor M. Garcés Rojo y Guillermo Álvarez Cuevas, pretendieron "desistirse" de la indagatoria penal a sabiendas de la inhabilitación.

i) Que en los términos de los apartados XII y XIII anteriores queda evidenciada una colusión que agravia los intereses de la Cooperativa y me perjudica en mi calidad de Cooperativista y funcionario de una empresa de la que es Socio Mayoritario la Cooperativa a la que pertenezco.

Todo lo anterior entraña deslealtad al órgano máximo de la Cooperativa, entorpece las indagatorias y la defensa patrimonial de la Cooperativa y constituye un actuar contrario a derecho, consecuentemente por todo lo narrado es que solicito que se aboque ese órgano al que me dirijo para que conforme a las normas que nos rigen y las relativas de la Ley General de Sociedades Cooperativas se aboque a la investigación correspondiente, corra traslado de éste escrito a los Señores Víctor M. Garcés Rojo y Guillermo Álvarez Cuevas para que den respuesta a todas y cada una de las circunstancias, hechos y omisiones en que han actuado y que motivan el conflicto que planteo y en su oportunidad se resuelva lo conducente dando vista asimismo al Consejo de Vigilancia para los efectos propios de sus funciones así como al Consejo de Administración de la Cooperativa y manteniendo informado de todo ello a nuestro órgano máximo el cual es la Asamblea General.

DEFAULT_SETTINGS

Inicio de Sesión