SUNDAY, DECEMBER 04, 2016
   
TEXT_SIZE
Login

Bookmark and Share

Ayuda via Chat en VIVO

Salvador Cabañas festeja sus felices 30

 

Ciudad de México, miércoles 4 de Agosto del 2010

  • Salvador le ganó la batalla a la muerte tras recibir un balazo en la cabeza
  • El guaraní celebrará acompañado de su familia su cumpleaños número 30

Era un 5 de agosto de 1980 cuando Basilia Ortega trajo a la vida a Salvador Cabañas en Asunción, Paraguay. El guaraní era el segundo hijo de Dionisio, antes había llegado Edgar; años después Clara Mabel terminó por completar la familia.

Salvador creció entre carencias en el barrio Sagrada Familia de Itauguá, desde pequeño tuvo que ayudar a los suyos para subsistir pegando suelas a los zapatos. Para él, el día era corto, trabajaba, estudiaba y jugaba al futbol, su máxima pasión.

Poco a poco, Chava aprendió la dureza de la vida, pero también las alegrías. Con su hermano y sus amigos del barrio vivieron eternas cascaritas con una pelota vieja o hecha de bolsas de plástico y trapos.

La vida le cambió hasta los 14 años cuando llegó a su equipo el 12 de octubre para pelear por ser profesional, pues a su padre Dionisio le iba un tanto mejor en la aceitera donde trabajaba como obrero.

Salvador fue mostrando sus habilidades y justo cuando tenía 18 años logró debutar. Entonces Chava le prometió a su madre y a su compañera de vida: María Alonso, que nada les faltaría, que él sería grande y llegaría muy lejos.

El éxito no tardó en la vida del paraguayo, en el 2001 se convirtió en jugador del Audax Italiano en Chile y para 2003 ya había dado el salto: Cabañas se enroló con Jaguares, estaba en México, una Liga que pagaba bien.

En la Selva, Salvador se sintió como en casa, tanto, que logró convertirse en Campeón de Goleo. En Chiapas destacó en demasía y para Jaguares fue difícil retenerlo, así en el 2006 se convirtió en refuerzo del América.

Con las Águilas no pudo levantar el título y de hecho fue parte del equipo que faltó a su historia y vivió momentos de sin sabores ocupando los últimos lugares en la Tabla General. Sin embargo, Salvador destacó por sí solo, en el 2007 fue considerado como el futbolista del año en Sudamérica y goleador de la Copa Libertadores; en el 2008 repitió el título de goleador de la justa sudamericana y formó parte del equipo ideal de América.

Su carrera iba en ascenso, su traspaso al futbol europeo era inminente, sólo había que jugar el Mundial de Sudáfrica 2010 con una Selección de Paraguay que prometía llegar muy lejos.

Pero inmerso en las mieles del éxito, Salvador recibió un duro golpe. El 25 de enero del presente año el jugador americanista fue baleado en un centro nocturno conocido como el Bar-Bar, todo se debió a una discusión de futbol que se originó entre el guaraní y su agresor José Jorge Balderas, mejor conocido como el "JJ".

Cabañas no perdió el conocimiento pese a que el disparo fue directo a su cerebro; sin embargo su vida estuvo en peligro, los doctores tuvieron que intervenirlo y esperar que su evolución fuera favorable. El delantero le ganó el juego a la muerte y comenzó su rehabilitación fuera de las cancha; Cabañas volvió a nacer.

Hoy Salvador recuerda poco sobre lo sucedido la madrugada del 25 de enero, el día que su vida dio un giro total, pero está de pie, con su familia, tratando de recuperarse para volver a mecerse entre los cuernos de la luna, pues los doctores no han descartado que Chava pueda volver a jugar al futbol.

DEFAULT_SETTINGS

Inicio de Sesión