FRIDAY, DECEMBER 09, 2016
   
TEXT_SIZE
Login

Bookmark and Share

Ayuda via Chat en VIVO

Manny Pacquiao 'El verdugo mexicano'

 

Ciudad de México, miércoles 10 de Noviembre del 2010

  • El próximo 13 de noviembre, Antonio Margarito tendrá la gran oportunidad de cambiar la historia

En el box, como en cualquier otro deporte,  las rivalidades son un elemento fundamental. Tal como en la narrativa, el papel del héroe debe de ser equilibrado por su contraparte: un villano. Para todos aquellos fieles seguidores del boxeo en nuestro país, Manny Pacquiao se ha convertido en el antagonista por excelencia y de los peleadores, en su verdugo.

Una sola derrota, más de 5 años de jetatura, un par de polémicos triunfos, Las Vegas, San Antonio, nocauts técnicos, decisiones unánimes y divididas, rechazo generalizado y luego respeto... así podemos resumir la intensa historia entre el 'Pacman' y los mexicanos.

El 24 de abril de 1999, cuando Pacquiao era prácticamente un desconocido, derrotó con un contundente nocaut a Gabriel Mira, hecho que marcó el comienzo del ‘eterno dominio’.

Varios años después, el 26 de julio de 2003, venció a Emmanuel Lucero y en noviembre de ese mismo año llegó su primer gran combate, ante Marco Antonio Barrera, en el Alamodome en San Antonio, saliendo vencedor el filipino por TKO.

Su siguiente enfrentamiento fue ante Juan Manuel Márquez por los Títulos Pluma de la AMB y FIB, pelea que terminó con un polémico empate. A partir de ese momento se gestó una auténtica rivalidad entre Manny y los boxeadores mexicanos, y eran apenas los primeros capítulos de una larga serie.

El 19 de marzo de 2005, quedó marcado en la memoria de todo el país, pues Erik  el ‘Terrible’ Morales consiguió la única victoria ante el filipino. Teniendo como escenario el MGM Grand Hotel & Casino, el ‘Terrible’ se adjudicó el Título Mundial Superpluma del CMB, pero también ese mismo día quedó en la memoria colectiva como la última vez que un pugilista mexicano levantaba la mano ante Pacquiao.

Posteriormente, vinieron una serie de enfrentamientos en los que el desenlace era siempre el mismo: victoria de Manny Pacquiao. De esta manera pasaron Héctor Velásquez, Erik Morales en dos ocasiones, Oscar Larios, Jorge Solís y Marco Antonio Barrera.

Consolidado en la cima del boxeo mundial, Pacquiao quiso seguir demostrando su jerarquía ante los mexicanos, y tenía como cuenta pendiente ganarle a Juan Manuel Márquez. Este hecho se consumó el 15 de marzo de 2008, cuando en otra controvertida decisión, Manny se alzó con la victoria pese a que muchos expertos, periodistas y fanáticos vieron ganar claramente a Márquez.

Pero eso no era todo para el filipino, pues faltaban un par de méxico-americanos más para darles cátedra: David Díaz y Oscar de la Hoya. Al primero lo venció fácilmente en junio del 2008, mientras que a Oscar de la Hoya lo ‘puso en evidencia’, orillándolo al retiro.

El próximo 13 de noviembre, se escribirá una de las últimas líneas de este melodrama de ‘Pacquiao: el verdugo mexicano’, cuando enfrente Antonio Margarito, quien tendrá la gran oportunidad de romper el maleficio y convertir el melodrama en mito.

 

DEFAULT_SETTINGS

Inicio de Sesión